Saltar al contenido

El Haarp Chino para combatir la sequía ¡Manipula las Nubes! (VIDEO)

El río Yangtze se ha secado parcialmente a medida que franjas del país se hunden en la sequía y enfrentan la peor ola de calor registrada.

Se han lanzado proyectos de modificación del clima en algunas áreas del río Yangtze, pero debido a la poca cobertura de nubes, se suspendieron las operaciones en algunas áreas secas de la cuenca.

Las condiciones de sequía en la cuenca del río Yangtze «afectaron gravemente la seguridad del agua potable para las personas y los animales en las zonas rurales y el crecimiento de los cultivos», dijo el Ministerio de Recursos Hídricos en un aviso el miércoles.

LEER MÁS: Cómo será la megatormenta que amenaza a California, según la ciencia

La provincia de Hubei, en el centro de China, fue la última en anunciar el miércoles que usaría varillas de yoduro de plata para inducir la lluvia.

Se disparan barras de yoduro de plata, generalmente del tamaño de un cigarrillo, en las nubes existentes para ayudar a formar cristales de hielo.

Luego, los cristales ayudan a la nube a producir más lluvia, lo que hace que su contenido de humedad sea más pesado y sea más probable que se libere.

La siembra de nubes ha existido desde la década de 1940, y China tiene el proyecto más grande del mundo. Usó la siembra para asegurar un clima seco para el evento antes de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y la técnica también se puede usar para inducir nevadas o suavizar el granizo.

Al menos 4,2 millones de personas en Hubei se han visto afectadas por una grave sequía desde junio, dijo el martes el Departamento de Gestión de Emergencias de la provincia de Hubei.

Más de 150.000 personas tienen dificultades para acceder al agua potable y casi 400.000 hectáreas de cultivos han sido dañadas por el calor y la sequía.

El Yangtsé es solo uno de los muchos ríos y lagos del hemisferio norte que se están secando y reduciendo en medio del calor incesante y la escasez de lluvias, como el lago Mead en Estados Unidos y el río Rin en Alemania.

LEER MÁS: EN CHINA CIENTÍFICOS CONSTRUYEN UN IMÁN QUE ES MÁS FUERTE QUE TODO EL CAMPO MAGNÉTICO DE LA TIERRA

Estas condiciones meteorológicas extremas se han visto potenciadas por la crisis climática inducida por el hombre, impulsada por la quema de combustibles fósiles.

Las comunidades suelen depender de estas masas de agua para su actividad económica y los gobiernos están teniendo que intervenir con medidas de adaptación y fondos de ayuda, que cuestan enormes cantidades de dinero.

China está desplegando esos fondos y desarrollando nuevas fuentes de suministro para hacer frente a los impactos en los cultivos y el ganado. Parte del ganado ha sido reubicado temporalmente en otras regiones, dijo el Ministerio de Finanzas a principios de esta semana, añadiendo que emitiría 300 millones de yuanes (US$ 44,30 millones) en ayuda por el desastre.

Para aumentar el suministro aguas abajo, la presa de las Tres Gargantas, el mayor proyecto hidroeléctrico de China, también aumentará los vertidos de agua en 500 millones de metros cúbicos durante los próximos 10 días, dijo el martes el Ministerio de Recursos Hídricos.

El calor también obligó a las autoridades de la provincia suroccidental de Sichuan —que alberga a unos 84 millones de personas y es un centro manufacturero clave— a ordenar el cierre de todas las fábricas durante seis días esta semana para aliviar la escasez de energía.

La ola de calor «más larga» y «más fuerte» de la historia de China

China emitió este miércoles su máxima alerta roja por calor para al menos 138 ciudades y condados de todo el país, y otras 373 fueron puestas bajo la segunda alerta naranja, según la Administración Meteorológica.

Hasta este lunes, la ola de calor de China había durado 64 días, lo que la convierte en la más larga en más de seis décadas, desde que se iniciaron los registros completos en 1961, dijo el Centro Nacional del Clima en un comunicado. También dijo que era la «más fuerte» registrada y advirtió que podría empeorar en los próximos días.

«La ola de calor esta vez es prolongada, de amplio alcance y fuerte en su extremo», decía el comunicado. «Teniendo en cuenta todos los indicios, la ola de calor en China continuará y su intensidad aumentará».

La ola de calor también ha registrado el mayor número de condados y ciudades que han superado los 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit) desde que se iniciaron los registros, según el comunicado.

El número de estaciones meteorológicas que registran temperaturas de 40C o más ha llegado a 262, también el más alto. Ocho han alcanzado los 44C.

Se prevé que las altas temperaturas continúen en la cuenca de Sichuan y en gran parte del centro de China hasta el 26 de agosto.