Saltar al contenido

Israel da instrucciones a las FDI y al Mossad para que se preparen para cualquier escenario frente a Irán

El jefe del Mossad viajará a Washington para frenar el acuerdo nuclear

David Barnea comparecerá ante el Comité de Servicios Secretos del Senado estadounidense. El mensaje principal: esto no es lo que Biden prometió a Israel. Lapid anunció que dio instrucciones a las FDI y al Mossad para que se prepararan para cualquier escenario.

El jefe del Mossad, David Barnea, volará a Washington la próxima semana como parte de la batalla de contención que Israel lleva a cabo contra la firma del acuerdo nuclear con Irán y comparecerá ante el Comité de Servicios Secretos del Senado estadounidense.


Un alto funcionario israelí señaló hoy (domingo) que la visita se coordinó con el gobierno estadounidense.

“La Casa Blanca sabe que no actuaremos a sus espaldas. Los países no actúan a espaldas de su mayor aliado”, sostuvo.

La misma fuente afirmó que “lo que llevará a un buen acuerdo es una amenaza militar.

Es el único idioma que entienden los iraníes. Israel también sabe hacer uso de sus capacidades, y si es necesario, las usará».


Según el funcionario, la misión actual intentará enfatizar hasta qué punto los acuerdos formulados hasta ahora no se corresponden con los deseos de Biden.

La fuente señaló que según el último borrador, el acuerdo incluye el otorgamiento de 100 mil millones de dólares a Irán sin presentar las medidas de restricción hacia Teherán.


La fuente enumeró una serie de logros alcanzados por la parte israelí frente a Estados Unidos, entre los cuales mencionó que se mantenga a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas, un compromiso por parte de EE.UU de no cerrar las investigaciones en curso sobre las violaciones iraníes al acuerdo, y posponer la eliminación de sanciones clave a una etapa más avanzada del acuerdo.

LEER MÁS: Inteligencia Artificial muestra como sería el Tercer Templo en Israel y no es lo que piensas

Junto con los esfuerzos políticos, la fuente dijo que Israel está trabajando en la construcción de una opción militar contra Irán, una alternativa que, según el funcionario, fue descuidada bajo el gobierno de Netanyahu. Según la fuente, Israel continúa sus esfuerzos por dañar el desarrollo nuclear y llevar a cabo operaciones encubiertas en las profundidades de Irán.


Más temprano, el primer ministro Yair Lapid había señalado que las FDI y el Mossad recibieron instrucciones de prepararse para todos los escenarios posibles. “Estaremos listos para actuar para mantener la seguridad de Israel”, dijo Lapid.

“Los estadounidenses lo entienden, el mundo lo entiende y la sociedad israelí también debería saberlo”.


En una conferencia de prensa, Lapid dijo que “durante más de un año, el Estado de Israel ha estado llevando a cabo una lucha política multisistémica destinada a evitar que se vuelva a firmar el acuerdo nuclear con Irán. El jefe de la Asamblea Nacional regresó de Washington este fin de semana y el ministro de Defensa está allí ahora.

Estamos haciendo un esfuerzo coordinado para asegurarnos de que los estadounidenses y los europeos comprendan los peligros que implica el acuerdo».

Lapid enfatizó que “este no es un buen acuerdo. Ya no lo era en 2015. Hoy los peligros inherentes son aún mayores. Irán está tecnológicamente en un lugar diferente» y aclaró que “el Estado de Israel no se opone a ningún acuerdo. Es posible y necesario lograr que Irán firme un acuerdo mucho mejor, al que los propios estadounidenses se refirieron como ‘Más largo y más fuerte’”.


“Más largo, porque será un acuerdo sin fecha de finalización, como propuso el presidente francés, Emmanuel Macron. Más fuerte, porque la supervisión será más estrecha y también se ocupará del programa de misiles balísticos de Irán y la participación de Irán en el terrorismo en todo el Medio Oriente.

Tal acuerdo puede alcanzarse si se pone sobre la mesa una amenaza militar creíble. Si los iraníes ven que su negativa y sus fraudes tienen un alto precio», concluyó Lapid.